Grecia: El inicio de una nueva etapa para el capitalismo y la consciencia global - Martín Traverso
590
post-template-default,single,single-post,postid-590,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Grecia: El inicio de una nueva etapa para el capitalismo y la consciencia global

Grecia: El inicio de una nueva etapa para el capitalismo y la consciencia global

partenonMe gustaría compartir mi mirada sobre la crisis actual de Grecia, un país no tan importante, en la actualidad en términos de su tamaño económico e influencia política, pero sí un país de altísima importancia a nivel histórico y cultural para la configuración de nuestra identidad e historia occidental. Una pequeña población que nos ha legado tanto y configurado así nuestra identidad en occidente en los terrenos de la filosofía, las matemáticas, la literatura, el arte en general, la arquitectura y que incluso nos ha dejado grandes legados que perduran hasta hoy como ser las olimpiadas y la democracia como forma de gobierno.

Un pequeño “gran” país al que podemos considerar como el “cero” de occidente en su búsqueda de la verdad y de su propia identidad. El punto cero de occidente que luego pasó por una Roma pre-cristiana, por el cristianismo dentro de la Edad Media y llegando al período de la Edad Moderna donde “la verdad” y la configuración social resultante depositaron sus raíces en las ciencias modernas como nueva búsqueda racional de la verdad. Período, que según mi opinión, aun continua hasta nuestros días.

Entonces, este pequeño conjunto de islas no es un “país más” que está en crisis actualmente, no es sólo una pequeña población de 11 millones de habitantes entre Europa y Asia. O una pequeña economía que en tamaño de PBI (la forma de medir la riqueza de un país por la economía monetaria) se estima (según tomemos del FMI o Banco Mundial u otros organismos) entre el puesto 30 y el puesto 33 (números que captan mi atención también) en el total de economía del planeta. El país que está en crisis, no es ni más ni menos que el iniciador de nuestra gran búsqueda occidental de un proyecto de concebirnos a nosotros mismos, de concebir a “la verdad” y de cómo vivir (la ética). Para bien o para mal, es “grecia mapade donde venimos” (en sentido cultural), y que este pequeño lugar presente la fuerte crisis que presenta, me invita a hacer una lectura desde una mirada más holística, de que estamos frente a un punto de inflexión no sólo para Grecia y Europa, sino para nuestra cultura occidental completa y el mundo (que se ha occidentalizado en su forma de vivir).

Comparación con Argentina

grecia-nueva-argentina-copiaComo ya he explicado en mi artículo “Grecia, la nueva Argentina de Europa”, el modo en que se fue dando esta crisis griega tiene muchas similitudes con la crisis Argentina del 2001. A modo de resumen, simplemente citaré un breve comentario extraído de una noticia escrita por James B. Stewart  de The New York Times (y publicada traducida al español por diario La Nación el día 28 de junio de 2015):
“Como le ocurre a Grecia actualmente, en 2001 la Argentina ya llevaba varios años de penurias y austeridad. Se había endeudado fuertemente con el FMI, el Banco Mundial y Estados Unidos, y todos ellos exigíande la rua helicoptero impopulares recortes de gastos. El Fondo interrumpió los desembolsos cuando la Argentina, como hoy Grecia, no cumplió con las metas de reducción de déficit. La corrida bancaria llevó al gobierno a congelar los depósitos, lo que desencadenó una ola de disturbios y manifestaciones callejeras. Hubo muertos en enfrentamientos entre los manifestantes y la policía en pleno centro de Buenos Aires, y el entonces presidente Fernando de la Rúa huyó de la Capital en helicóptero en diciembre. La última semana de 2001, la Argentina entró en cesación de pagos de 93.000 millones de dólares de su deuda externa, con la abrupta y consiguiente devaluación del peso, cuyo valor hasta entonces estaba pegado al del dólar.”

En el caso de Grecia, podemos compartir que desde la semana pasada hubo una fuga de capitales (es decir, la gente retirando dinero de los bancos por su desconfianza ante la economía) de 4.200 millones de euros por lo que se anunció que en el día de mañana no abrirán ni los bancos ni la bolsa. Incluso se rumorea que permanecerán cerrados hasta el 5 de julio, fecha clave del referéndum para decidir cómo continuará esta situación.

A efectos de la comparación, la deuda pública griega actualmente asciende a más de 300.000 crisis europea2millones de euros aproximadamente (cerca de 330.000 millones de dólares comparados con aquellos 93.000 millones de la Argentina del 2001). Y en porcentaje sobre el PBI (sobre la riqueza del país) Grecia debe hoy aproximadamente un 177% del porcentaje de su PBI, contra un 61% de la Argentina del 2001 donde ya el caso era extremadamente alarmante.

Léanse estos datos para magnificar el tamaño de las crisis griega que se avecina, ya que aún no ha entrado al “ojo del huracán”.

Referéndum del 5 de julio: un momento clave de la consciencia griega y del mundo.

tsipras2A diferencia de la Argentina que luego de una sucesión de varios presidentes en el transcurso  10 días (5 presidentes) donde uno de ellos asumió la difícil medida de declarar el Default (cesación de pago) de la deuda pública soberana, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha decidido no cargar con el costo político de tal decisión y llevarla al pueblo, lo cual constituye una gran diferencia con el caso argentino y un verdadero avance democrático (y de consciencia) en la economía.
Tsipras anunció en el día de ayer este referéndum donde los griegos se pronunciarán sobre si Grecia debería volver o no a la mesa de negociaciones con la troika conformada por el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI)  y la Comisión Europea. Desde el gobierno del Syriza confían en que el pueblo dará un rotundo “no”.

Desde mi mirada, a diferencia con la Argentina donde una decisión de tal envergadura fue tomada democraciapor un presidente de transición (Adolfo Rodríguez Saá, que estuvo 7 días en su cargo), Tsipras tuvo la astucia de llevarla al pueblo. Es decir, el trabajo sucio y difícil de decidir o bien seguir aceptando una deuda y condiciones casi imposibles de pagar o declararse en cesación de pagos, es ahora una decisión del pueblo griego, es decir, de la consciencia de Unidad y no de la voluntad de “una persona”.

Y es aquí donde centraré mi mirada, hoy, a efectos de este artículo sobre Grecia, sobre la economía, sobre occidente y nuestra economía capitalista actual: la decisión de un pueblo sobre qué hacer ante una deuda asumida por él mismo pero hoy imposible de pagar y que el aceptar las condiciones de su pago sería sólo a costa de más sufrimiento: más aumento de impuestos y recortes de salarios y jubilaciones (las famosas medidas de “austeridad”).

Mirada desde la Economía Consciente
logo EC con ghandiEconomía Consciente es una forma de mirar la economía como un efecto de la evolución de la consciencia del ser humano. Es el efecto de la transición de la consciencia del “Ego” (basada en el miedo, la separación, la identidad de un “yo separado de la unidad”) que implica una economía centrada en la competencia y la acumulación de bienes, hacia la consciencia del “Ser” o “consciencia de Unidad” (basada en la confianza, en la unión, en una identidad de un “yo como parte de una Unidad”) que implica una economía de cooperación y generosidad entre sus participantes.

Desde esta mirada que me encuentro investigando en estos últimos años (que combina ciencia, filosofía y espiritualidad), hago un diagnóstico de la crisis griega como “una crisis fundamental del capitalismo” a un nivel material y observable, pero  no sólo eso, sino también, a un nivel espiritual: una crisis de la consciencia del Ego construido en occidente y expresada en este país tan simbólico para el mismo. Una crisis donde lo que está en juego no es meramente la economía, sino el “para qué” de nuestro modo de vida, de nuestra organización social, en fin, de nuestro “sentido de la vida”crisis espiritual como seres humanos.

Visto desde la economía tradicional, la crisis griega presenta las características similares a la Argentina de finales de 2001, pero tiene este aditivo novedoso de la consciencia: El pueblo griego debe “decidir qué hacer”. Y el pueblo griego, es parte de la consciencia de Unidad, de esa consciencia en que los seres humanos no somos meros átomos separados e inconexos que se suman en un todo llamado sociedad, sino todo lo contrario, somos partes integrantes de una consciencia mayor, la cual olvidamos al estar tan identificados con la consciencia de Ego que hemos construido, y a partir de la cual hemos establecido un sentido, un modo de vida, y por efecto, la organización económico-político-social.

Evolución de la consciencia
mayas 2012Desde fines de 2012, según varias culturas ancestrales (como los andino-amazónicos o los mayas), hemos ingresado a una especie de “retorno de la armonía” (Pachakuti para las culturas de la actual Bolivia), o en otras palabras, a la “consciencia de Unidad”. Estamos viviendo un momento de profundo cambio espiritual del ser humano, de cuestionamiento de las bases primeras de toda nuestra civilización: “quiénes somos y para qué estamos aquí”. Es por eso que todas estas crisis económicas no son más que crisis de una vieja identidad (del Ego) que estamos abandonando para ingresar a nuestra verdadera identidad (el Ser).

Considero, finalmente, que esta crisis griega es parte de un serie de crisis fundamentales del Ego que hemos construido en occidente a modo de un “cierre de ciclo” o cambio de era histórica. Y la de Grecia con particular importancia por su rol fundante de nuestra cultura e identidad actuales. Seguramente la crisis griega contagiará a otros países (intuyo que en primera instancia podrían seguirles España, Italia, Portugal, entre otros) y no será una mera crisis económica sino una profunda crisis de identidad y sentido tanto a nivel individual como social, que iniciará nuevas búsquedas en nuestras formas de organización económico-político-sociales hacia las nuevas formas de identidad y sentido a las que estamos caminando como seres humanos a partir de nuestras crisis existenciales y espirituales.

Es por ello que concluyo y festejo por el pueblo griego (y por occidente) que realmente está ante una crisis de maduración de la consciencia, una crisis de crecimiento.

Martín Traverso

evolucion consciencia5

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.