Grecia, la punta del iceberg de una crisis de la consciencia humana - Martín Traverso
607
post-template-default,single,single-post,postid-607,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Grecia, la punta del iceberg de una crisis de la consciencia humana

Grecia, la punta del iceberg de una crisis de la consciencia humana

Fuera de los datos económicos de deuda pública, de desempleo, cuentas públicas, etc. No es necesario revisar mucho para darse cuenta de que Grecia está en una situación de una deuda imposible de pagar. Algo similar lo afirmó el FMI en un informe que la Unión Europea omitió al analizar sus propuestas para el país heleno. Es decir, al deber casi el doble de la riqueza que produce en un año (PBI), es prácticamente imposible un plan para salir en el corto y mediano plazo (y tal vez en el largo plazo) de esta encrucijada. Y para tener una idea de la gran magnitud de la crisis en Grecia, aconsejo ver este informe comparativo con la crisis Argentina del 2001: Grecia, la nueva Argentina de Europa.

No obstante, Grecia no es el único en esta situación, podemos ver que Italia, España, Irlanda y Portugual, entre otros, podrían ser los siguientes afectados por esta “gripe capitalista” (ver gráfico de deudas sobre PBI).deudas sobre pbi eurozona 2013 - 2014

El capitalismo como una forma de consciencia humana que está entrando en crisis
crisis_capitalista21Desde la visión de la espiritualidad que está emergiendo actualmente, he observado como toda nuestra economía capitalista (con distintos matices en cada país, pero presente en todos los países del planeta actualmente) tiene que ver con un modelo de ser humano, con una identidad de él mismo (en mayor o menor medida, según la cultura) basada en el Ego. En la consciencia del miedo que implica constituirnos como un “yo separado de la unidad” donde vemos un mundo hostil “afuera”, y ante ese miedo buscamos tener y acumular (porque creemos en la escasez) y además “competir” con los demás por esos recursos escasos. Es así que no existe “el capitalismo” sino el “comportamiento capitalista”, fruto de una consciencia del miedo, una consciencia de Ego que nos vuelve como bien se conoce: “homo economicus”.

Desde este punto, lo que vemos cuando llamamos “capitalismo” o “economía capitalista”, no es más que la sumatoria de muchos seres espirituales identificados con esta consciencia de Ego a modo de homo economicus (como en la edad Media habrá sido de otro modo, pero también en una consciencia de Ego) y actuando de una forma (tener-acumular-competir) que genera a nivel del Todo (sociedad) una sociedad de consumo y acumulación con los problemas que todos conocemos (consumismo, exclusión social, desempleo, problemas ambientales, patologías sociales como la depresión, el suicidio, y las famosas crisis financieras, entre otros).

Crisis capitalistas como crisis espirituales

Es así que las crisis económicas nos están mostrando solo el avance de un comportamiento crisisautodestructivo que parte de nuestra consciencia egocéntrica (centrada en el “yo”), a nivel de las sociedades en forma de grandes crisis financieras donde de la noche a la mañana un país queda en bancarrota, con grandes índices de desempleo, pobreza, exclusión social y donde las únicas recetas propuestas son medidas que implican agravar esta situación, extrayendo riqueza para el pago de sus deudas. Es como darle más droga al drogadicto y luego cobrándole con intereses y exigiéndole que trabaje más duro para devolver. Esta situación desde luego tiene un límite: la autodestrucción o el cuestionamiento espiritual.

Para el Ego individual, la autodestrucción comienza por la depresión y culmina con el suicidio. Para las sociedades, esa “depresión”, son estas crisis financieras y económicas que degradan el todo social. Y así como luego de la depresión en un individuo que puede superarla se viene una redefinición de su Ser, de su identidad y su misión en la vida, así también con una sociedad y el mundo.
Es por esto que estas crisis financieras, económicas, capitalistas, materiales, o como queramos llamarles, son crisis “espirituales” y de identidad del ser humano, que hoy se siente un “homo econmicus”. Vive, piensa y actúa de ese modo que lo está llevando a un camino sin salida: el cuestionamiento de quién es y para que está aquí.

Crisis griega: karma y despertar
evolucion consciencia3No es casualidad que la peor crisis de deuda de un país soberano (luego de la Argentina del 2001) se esté dando ahora en el país “iniciador” de la identidad occidental que culminaría en la modernidad con una exaltación de la razón y el comienzo de este “homo economicus” en el que nos hemos convertido y el cual está entrando en profunda crisis existencial actualmente.

No existen las casualidades. Según las leyes espirituales de causa y efecto, todo desequilibrio es corregido por un efecto (karma) para retornar al equilibrio. Así los andino-amazónicos hablan del Pachakuti, como el período de “retorno al equilibrio” que hemos ingresado a partir del año 2012 (año crucial para la crisis griega además). También los antiguos mayas han hablado de este año signos del pachakuticomo crucial. Y no es casualidad que empiece a recibir el karma purificador para una transformación espiritual el primer imperio occidental (Grecia), para transformarse como pueblo, así como la enfermedad y la depresión actúan en el ser humano dormido en su Ego a modo de un gran despertador.

Es por ello que Grecia no está representando sólo una crisis económica material, una crisis del modo de organizar la economía y contener las necesidades sociales de un país, Grecia está romarepresentando el inicio de una serie de crisis (y karmas) de transformación espiritual en todo el mundo y que ya se ha instaurado en el seno de lo que hemos llamados “países desarrollados”.
Es probable que el karma equilibrador y despertador siga el orden de los imperios. Luego de Grecia, vino Roma, así que Italia podría ser uno de los próximos (y es muy probable viendo sus índices de deudas). Al igual que España y Portugal que le siguieron como potencias imperialistas en el período posterior (y también están en una alarmante situación financiera)… Así podríamos pensar para más adelante: Francia, Inglaterra…  y quizás al último, Estados Unidos (actual país hegemónico desde una consciencia de Ego, no de Unidad).  MAYK_ireland-greece

¿Cómo sigue esta historia?

Según la era del Pachakuti que hemos ingresado, estamos en un momento de “retorno a la evolucion conscienciaarmonía” y desde el punto de vista espiritual, de retorno a la consciencia de unidad, la consciencia del Ser. No vamos hacia una hecatombe, sino hacia un profundo replanteamiento de nosotros mismos y nuestras sociedades donde descubriremos que nos necesitamos los unos con los otros y esto tomará forma de nuevas políticas económicas y sociales. Para que esto sea producido, el Ego necesita una cachetada. Cuanto más dormido esté, más fuerte debe ser y por ello el para qué de estas crisis económicas y sociales.

Leer: Grecia: el inicio de una nueva etapa para el capitalismo y la consciencia global

Así, el referéndum griego del 5 de julio ha sido un gran avance de la consciencia de unidad ya que significó que el pueblo griego comenzó a hacerse responsable de sí mismo y no los representantes meramente en su nombre. Es probable que asistamos a más cantidad de referéndums y soluciones innovadoras venida desde los mismos pueblos, pero no nos perdamos en el afuera, lo que está por cambiar no es “la economía” o “la política” o “el sistema”, sino la identidad de quienes somos, el para qué estamos y cómo deseamos vivir y convivir entre nosotros. Los años venideros, y la siguiente década sobre todo, son seguramente años de crisis económicas y espirituales para el mundo desarrollado y de replanteamiento de muchas sociedades del planeta, sobre todo, en Sudamérica, tierra de una visión espiritual ancestral que está retornando a nosotros.
Te invito a repensar tu parte, a volver a tu interior, a la consciencia de un Ser espiritual que habita el cuerpo, el mundo, y expresarte en tus máximos potenciales, desde el goce, el aquí y ahora y desde relaciones constructivas con los demás. Haciéndote responsable por vos mismo y por la sociedad en la que te toca tomar decisiones. Así, estarás haciendo tu aporte a este gran proceso de cambio global.

banner general_05
Martín Traverso

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.